Inicio


La oración



La oración es esencial para la persona. Es un clamor que se presenta desde lo más hondo de sí. Evadirlo o no atenderlo conduce a un sofocamiento interior que altera aún más las rupturas que afectan al ser humano.

En la bimilenaria historia del cristianismo han existido muchas formas de orar. La misma Sagrada Escritura así nos lo muestra.

Existe la oración metódica -que usa un método- y la no métodica, la oración vocal, la mental, la oración de la vida. En fin, son muchas las formas de orar.

Luis Fernando Figari, fundador del Sodalitium Christianae Vitae y de varias otras instituciones de la Iglesia Católica, dando muestras del espíritu eclesial que lo ha llevado a decir muchas veces que ama cada espiritualidad de la Iglesia como propia, pues todas ellas vienen del Espíritu Santo y reflejan la insondable riqueza del Señor Jesús (ver Ef 3,8), inició hace un par de décadas un estudio de diversos métodos de oración católica.

En estas páginas se presentan algunos de los estudios que ha realizado sobre maestros de oración o métodos de orar y meditar que se usan en la Iglesia Católica:

  • La Oración del Nombre de Jesús
  • Guigo II, el cartujo
  • Un maestro de oración, García Giménez Cisneros
  • San Juan de Ávila: predicador, director espiritual y reformador
  • Oración metódica en el Carmelo
  • El maestro Fray Luis de Granada
  • San Juan Bautista de La Salle: Pedagogo de la Vida Interior

Lamentablemente tiene aún varios sin publicar, como el de San Sulpicio, los de San Ignacio de Loyola, el Beato Guillermo-José Chaminade y otros.

Existen muchos métodos católicos más. Por eso llama tanto la atención que algunos católicos busquen métodos de oración en diversas tradiciones religiosas ajenas a la propia. Sobre ello la Santa Sede ha publicado una importante instrucción titulada Carta a los obispos de la Iglesia Católica sobre algunos aspectos de la meditación cristiana.

por Luis Fernando Figari

http://www.oracioncatolica.info/