Inicio

La Iglesia católica lidera la lucha contra el VIH


miércoles, 6 de agosto de 2008


La Iglesia católica se encuentra a la cabeza mundial de la lucha contra el sida, aunque la opinión pública desconozca este hecho, reconoce el consejero de Cáritas Internacional para esta materia, monseñor Robert Vitillo, en declaraciones a Zenit.

Monseñor Vitillo ha manifestado en la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida, que se está celebrando en México, su deseo de acabar con la «ignorancia que pesa sobre el inmenso trabajo que la Iglesia lleva a cabo desde hace décadas para responder al flagelo del sida». Según Vitillo esta conferencia ofrece «una ocasión excepcional para compartir entre todos los agentes implicados en la lucha contra esta enfermedad el máximo de conocimiento y experiencia posibles».
El representante de Cáritas Internacional resaltó que la Iglesia ofrece «antención pastoral a los enfermos que conviven con el virus», y que «muchas personas que conocen de primera mano el impacto del virus tratan de profundizar su relación con Dios». Además, Vitillo aclaró que el sida «no es un castigo de Dios», pues «Dios no castiga a la gente con enfermedades».
La red Cáritas Internacional destaca que «la Iglesia es una de las mayores redes globales de servicios sanitarios, de la que dependen directamente en todo el mundo 5.246 hospitales, 17.530 dispensarios, 577 leproserías y 15.208 residencias para mayores, enfermos crónicos y discapacitados físicos y psíquicos».

 

Prevención y tratamiento

 

La red Cáritas trabaja en la actualidad en 107 países, en programas de prevención, tratamiento y cuidado de los afectados por la enfermedad, un trabajo basado en el apoyo humano a las personas con VIH, a quienes se proporciona comida, educación, apoyo médico, educación y planes de lucha contra la estigmatización social y la exclusión. Cáritas Española, destinó el año pasado a programas de sida más de 3,6 millones de euros.  

 

La Razón

La Iglesia católica se encuentra a la cabeza mundial de la lucha contra el sida, aunque la opinión pública desconozca este hecho, reconoce el consejero de Cáritas Internacional para esta materia, monseñor Robert Vitillo, en declaraciones a Zenit.

Monseñor Vitillo ha manifestado en la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida, que se está celebrando en México, su deseo de acabar con la «ignorancia que pesa sobre el inmenso trabajo que la Iglesia lleva a cabo desde hace décadas para responder al flagelo del sida». Según Vitillo esta conferencia ofrece «una ocasión excepcional para compartir entre todos los agentes implicados en la lucha contra esta enfermedad el máximo de conocimiento y experiencia posibles».


El representante de Cáritas Internacional resaltó que la Iglesia ofrece «antención pastoral a los enfermos que conviven con el virus», y que «muchas personas que conocen de primera mano el impacto del virus tratan de profundizar su relación con Dios». Además, Vitillo aclaró que el sida «no es un castigo de Dios», pues «Dios no castiga a la gente con enfermedades».


La red Cáritas Internacional destaca que «la Iglesia es una de las mayores redes globales de servicios sanitarios, de la que dependen directamente en todo el mundo 5.246 hospitales, 17.530 dispensarios, 577 leproserías y 15.208 residencias para mayores, enfermos crónicos y discapacitados físicos y psíquicos».

Prevención y tratamiento

La red Cáritas trabaja en la actualidad en 107 países, en programas de prevención, tratamiento y cuidado de los afectados por la enfermedad, un trabajo basado en el apoyo humano a las personas con VIH, a quienes se proporciona comida, educación, apoyo médico, educación y planes de lucha contra la estigmatización social y la exclusión. Cáritas Española, destinó el año pasado a programas de sida más de 3,6 millones de euros.  

Fuente: La Razón

Volver