Inicio

Los jóvenes con el Papa , en Javier


miércoles, 6 de agosto de 2008


La Iglesia, encabezada por su principal representante en la Tierra, su Santidad Benedicto XVI, congregó en las distintas celebraciones en torno a medio millón de personas, con cifras de seguimiento televisivo en el mundo estimado en 500 millones de personas, según cifras de la organización. Pocos eventos tienen tanto seguimiento como éste. 

En España, para los que no habíamos ido a Australia, se habilitaron cuatro encuentros paralelos, en Santiago de Compostela, en el Rocío, en la Almudena y en Javier, Navarra. Cada uno con sus propias cifras de asistencia, pero superando los diez mil participantes.

 Un grupo de jóvenes de Cantabria, entre los que nos encontramos los abajo firmantes, coordinados por la delegación de Juventud de la Diócesis de Santander, tuvimos el privilegio de asistir al encuentro que tuvo lugar en Javier. 

Es imposible resumir todo lo vivido en unas pocas líneas. A 48 horas del regreso, el tiempo aún sigue parado allí, en Javier, en todos esos momentos. Momentos de encuentro, de ver que la juventud de hoy sigue valiendo la pena, que existe una realidad alternativa a las borracheras, que hay jóvenes que siguen creyendo en los valores de la amistad, el compañerismo, la ayuda, el compartir, el reír y la sana alegría. Allí apenas nos conocíamos, en pocas horas hemos sido amigos a los que la separación nos ha roto, ha sido muy dura. Nos hemos unido en celebración, en oración, en Adoración, y por supuesto, en fiesta y diversión. (...) Jóvenes que hemos vivido en Comunión estos días, y que ahora, de vuelta al mundo, queremos ser Luz, llevando el Amor, con mayúscula, de forma sencilla, sin grandes pretensiones, pero con nuestro corazón puesto en ser "Testigos" (...) 

Diario de Navarra / Joaquín Rodríguez Parets

Volver