Inicio

Toros no, drogas sí


martes, 25 de noviembre de 2008


Iniciativa per Catalunya (ICV), que forma parte del ejecutivo tripartito catalán, cerró ayer su XI Asamblea con dos acuerdos estrella -aparte de la renovación de su ejecutiva con el ascenso rutilante de Joan Herrera-: la decisión de apoyar la ilegalización de las corridas de toros y la legalización del consumo de algunas drogas.

La resolución antitaurina del partido que lidera Joan Saura afirma que «ICV se manifiesta contraria a las corridas de toros, así como al maltrato de los animales y está dispuesta a trabajar por su abolición, mostrando su firme apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP)» aceptada por el Parlamento catalán en este sentido. Si esta propuesta ha tenido el respaldo del 73% de los delegados ecosocialistas, más mayoritaria aún ha sido la respuesta en favor de la legalización de algunas drogas.

En concreto, la Asamblea de ICV aprobó fomentar la legalización de la marihuana, el hachís, las anfetaminas y algunos tranquilizantes, las llamadas «drogas blandas». Iniciativa apuesta mayoritariamente por su aprobación porque considera que su consumo es «un hecho normalizado» para muchas personas. Y puesto que el uso se «ha normalizado», los ecosocialistas reclaman ahora que su consumo en la vía pública no suponga una falta administrativa.

Eso sí, como los militantes de Iniciativa no son tan ingenuos, o iletrados, como para no conocer las consecuencias negativas para la salud del consumo de drogas, proponen que el Estado las legalice, pero que se gaste dinero en campañas para «desincentivar su uso».
 
Volver