Inicio

Un mayor esfuerzo para tiempos de crisis


miércoles, 28 de enero de 2009


Como dice con acierto la gente a pie de calle, la Iglesia siempre está ahí, especialmente cuando vienen mal dadas y hay que arrimar el hombro porque aumentan las necesidades. En esta línea, el Cardenal Rouco ha señalado esta semana que la crisis se aprecia de manera notable en los comedores sociales de la Iglesia y que es ahora, precisamente, cuando debemos reforzar la solidaridad entre todos. Los problemas no se dejan notar sólo en forma de pisos que no se compran sino que hay muchas personas que no tienen ni para comer y que se han convertido en asiduos de los comedores benéficos.

El Cardenal Rouco afirma que la crisis nos está obligando a un esfuerzo mayor de solidaridad y caridad, y también a una labor de discernimiento moral, porque no es fruto sólo de fallos técnicos del sistema, sino que también han fallado la conciencia y los principios elementales de cómo se trata el dinero y cómo se distribuye.

Es probable que la situación económica agrave las condiciones de vida, ya preocupantes y en ocasiones trágicas, de muchas personas cuya dignidad se encuentra comprometida. Es aquí donde la palabra de la Iglesia se ofrece al mundo como un testimonio de esperanza y donde la acción de tantos hombres y mujeres que han recibido el anuncio del Evangelio, se pone al servicio del bien común de la sociedad y en especial de los más débiles y desfavorecidos.
 
Análisis Digital
Volver