Inicio

Jóvenes y sexo: campañas y más campañas. Autor: + Joven. (25/05/2007)


sábado, 26 de abril de 2008


De nuevo nos encontramos en los medios de comunicación con otra campaña contra el sida. Otra campaña de promoción del preservativo . De nuevo los políticos de turno (da igual unos que otros, todos se comportan de forma igualmente irresponsable en este tema) vuelven a mentir a los jóvenes, vuelven a gastarse una pasta en campañas que justamente consiguen lo contrario de lo que dicen que quieren conseguir: frenar el aumento de enfermedades y embarazos entre la población juvenil.

            En esta campaña se ha dado un salto importante: no hablan sólo de prevenir el sida sino de prevenir un montón de enfermedades, algunas de las cuales sólo las conocíamos de oídas. La pregunta que debemos hacernos es: Si con todos los años que los gobiernos llevan haciendo campañas de promoción del preservativo para parar el sida y los embarazos no sólo no se para el sida sino que los embarazos aumentan y además aparecen nuevas enfermedades entre los jóvenes ¿qué está funcionando mal? ¿por qué está sucediendo justo lo contrario de lo que se planea? ¿por qué están aumentado a un número alarmante los embarazos no deseados? ¿por qué está aumentado a un numero alarmante la aparición de enfermedades de transmisión sexual entre la población adolescente??

            Son muchas las agencias y los profesionales de la salud de todo el mundo que creen que justamente la responsabilidad la tienen las políticas de promoción del preservativo.

            Desde los Servicios Sociales de Base y con la ayuda perenne de ongs se bombardea a nuestros jóvenes con el mito del condón como método absolutamente seguro en las relaciones sexuales. Hace 2 semanas hablaba con un alumno de un instituto de Pamplona y me comentaba como había ido a su clase un tipo de una ong independiente del instituto (pagado por el gobierno de Navarra, eso sí) y les había dado una charla sobre sexualidad. El tipo, una vez mas, vino a decirles que, oigan lo que oigan, no duden de que el preservativo es el método mas eficaz. Una vez mas se cierra el bucle: Se promociona el preservativo entre los jóvenes, el numero de jóvenes que cuenta con el preservativo para las relaciones sexuales aumenta y...el numero de embarazos no deseados y de enfermedades de transmisión sexual aumenta a la par. Muchos dirán al leer esto:

            ¿pero que escribe éste? ¡Ya estamos diciendo que el condón es inseguro¡¡

            Pues la verdad es que ...sí. Y desde aquí no podemos decir otra cosa. No sólo es inseguro sino que hay que añadir que las campañas que promocionan su uso son una inutilidad para la misión que dicen tener: la salud pública.

            Una tesis de la Facultad de Medicina de Granada sobre sexualidad y SIDA, realizada por María Dolores Castillo, concluye que el 76% de los jóvenes que mantiene relaciones sexuales no utiliza nunca métodos anticonceptivos. Un 76 % de los granadinos menores de 17 años que mantienen relaciones sexuales no utilizaban nunca métodos anticonceptivos, a pesar de conocer en la mayoría de los casos los riesgos de SIDA y embarazos no deseados. A pesar de esta escasa utilización de los métodos anticonceptivos, estos son muy conocidos.

            Sólo con leer esta tesis deberíamos replantearnos el fracaso de las actuales directrices «políticamente correctas» en materia de educación sexual. Los servicios sociales de Base, los y las técnicos de educación sexual, muchos altos funcionarios de nuestros gobiernos nos han venido repitiendo como dogma indiscutible que la difusión del condón era el camino para un "sexo seguro" entre los adolescentes. Y mira por dónde que ahora nos enteramos de que no ha servido prácticamente para nada tanta campaña y tanto marketing pro condón pues, a pesar de que todos nuestros jóvenes están perfectamente informados al respecto, un 76% de los que mantienen relaciones sexuales pasan de protegerse respecto del embarazo y de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), y un 6,7% sólo se protegen ocasionalmente. ¿qué pasa? Esta claro que no basta la «información», es necesaria una política seria en materia de sexualidad. La actual "educación" sexual "zoológica" no parece habilitar a los jóvenes para una sexualidad responsable. Es precisa la formación de la afectividad sexual de nuestros jóvenes. No solo la información sino algo mas: el conocimiento.

            Los servicios sociales, los equipos de orientadores de los colegios, las ong...(la mayoría “og” y no “ong”...) todos se basan fundamentalmente en decir a los jóvenes: tu cuerpo es tuyo, haz lo que quieras. Y añaden: yo te informo de cómo puedes hacer lo que quieras y además de forma segura. Y les reparten un estuche con varios condones después de la charlita.

            Y nuestros jóvenes...tienen la información pero no el conocimiento de la realidad. Nunca como hoy han estado los jóvenes tan informados ¿qué pasa entonces?. Personalmente creo que la información que se les da a los jóvenes no es la adecuada, esa información es, en la mayoría de los casos, material que busca transmitir un estilo de vida progresista, no busca el desarrollo de la persona de forma desinteresada. Y desde luego no busca el desarrollo de la afectividad, el amor y el respeto al otro como parte esencial de las relaciones entre un chico y una chica. No van por ahí los tiros.

            El mensaje del "sexo seguro" se intenta justificar una y otra vez. Pero, ¿son realistas estas campañas?. El condón se ha convertido en el amuleto de los ritos de iniciación sexual hoy. Se espera que, por el hecho de haber explicado a los jóvenes cómo utilizarlo y por facilitar que lo lleven en el bolsillo, va a protegerlos y a cambiar su conducta en un aspecto en el que juega tanto la pasión. Pero, como han señalado algunos investigadores, como Alessandri y otros, "el empleo del condón requiere habilidad, madurez, disciplina, planificación, motivación. Los adolescentes inmaduros, impulsivos y arriesgados, que buscan la satisfacción inmediata, no parecen buenos candidatos para adquirir y practicar esas cualidades".(1)

            Un estudio publicado en el Journal of the American Association en 1998 (2) concluía que los preservativos no ofrecen una total protección contra la transmisión del VIH y las ETS se combina con el hecho de que las campañas de "sexo seguro" han comportado, en vez de un incremento de la prudencia, a un incremento de la promiscuidad sexual y del uso de preservativos.

            Una educación basada en la anticoncepción está ligada a un incremento de la actividad sexual. El 50% de incremento en los de 14 años, según el estudio de D.A.Dawson(3), y una mayor probabilidad entre las jóvenes de 15 a 17 años según Kirby(118).

            El 80% de los muchos médicos encuestados por Pietropino (4) asocia los anticonceptivos con el aumento del sexo entre adolescentes, con lo que se agrava el problema sexual.

            De hecho, hay estudios que muestran que el VIH/SIDA crece cuando también lo hace el número de preservativos distribuidos (5).

            Para hacernos una idea un poco global del grave error que persiste con el tema de los condones quiero poner aquí algunos ejemplos de uso de políticas de promoción del preservativo y de políticas alternativas al preservativo:
En España en los últimos diez años el número de adolescentes embarazadas se ha duplicado y con la aprobación de la píldora del día después en el año 2001, la tasa de abortos en lugar de disminuir ha tenido un alarmante incremento, especialmente entre las jóvenes menores de 20 años.

            En Tailandia y las Filipinas los primeros casos de VIH/SIDA se remontan a 1984; En Tailandia había 112 casos en 1987 y algo más en las Filipinas, 135. Hoy en cambio, en el 2003, hay 750.000 casos en Tailandia donde el programa de 100% de uso de preservativos ha tenido, relativamente, un gran éxito, mientras tan sólo hay 1.935 casos en las Filipinas(6).

            En 1991 el Programa para Tailandia, de la OMS preveía para finales de siglo de 60.000 a 80.000 casos de VIH/SIDA para Tailandia y entre 80.000 y 90.000 casos para Filipinas. Sin embargo, En 1999 hubo 755.000 casos en Tailandia (65.000 muertes) y 1.005 casos en las Filipinas (255 muertes) (7).

            Deberiamos tener en cuanta además que considerando que la población de las Filipinas es cerca del 30% mayor que la de Tailandia, la difusión del sida debería haber sido mucho mayor.

            ¿Dónde está la razón de la diferencia entre Thailandia y Filipinas?. Una tasa relativamente baja de uso del preservativo por parte de la gente en general, una firme oposición por parte de la Iglesia (8), y un buen número de líderes gubernamentales contrarios al programa de preservativos y a la promiscuidad sexual, son hechos bien conocidos de las Filipinas.

            Son datos del Programa Conjunto de VIH/SIDA, de las Naciones Unidas (UNAIDS), no nos los hemos inventado nosotros.

            En España no es tan alarmante el tema del sida aunque se usa como excusa para promocionar las actuales políticas de educación sexual entre nuestros jóvenes. Sólo el hecho de emplear la palabra sida ya hace que uno piense: si, si, cualquier cosa es legítima para evitar la propagación del sida en nuestros chicos. Pero las cosas no son así de sencillas y se usa el miedo al sida como excusa para promocionar entre la juventud una falsa cultura de sexo fácil y seguro. Otro día ya hablaremos mas detalladamente de este tema porque es de escándalo la manipulación a la que se ve sometida nuestra juventud por todo un ejército de técnicos y ong partidarios del “sexo seguro”. En Navarra hay dos cosas con las que te encuentras aunque no quieras: los molinos de viento y los técnicos: técnicos en igualdad de género, técnicos en prevención de drogas, técnicos en educación sexual, técnicos en prevención de bulling... Demasiados funcionarios con titulo de técnicos... y escasos profesionales con rigor.
   
____________________________________________________ 


(1) ALESSANDRI, R., FRIEDMAN, Z., RTIVELLI, L., Condoms and adolescent HIV : A medical evaluation. Linacre Quaterly 1994 ; 61 (3) : 67.
(2) Hearst, N. and Hulley, S.B., Preventing the Heterosexual Spread of AIDS. Are We Giving Our Patients the Best Advice?, en Journal of the American Medical Association, 259 (1998), 16, pp. 2428-2432. Ver con especial cuidado la pág. 2.431
(3) Deborah Ann Dawson, ‘Effects of Sex Education on Adolescent Behavior,” Family Planning Perspectives,  Jul/Aug 1986
(4) A. Pietropino, Medical Aspects of Human Sexuality, May 1987
(5) Véase el gráfico que muestra un incremento casi paralelo entre la difusión del VIH/SIDA y la distribución de preservativos por USAID, de 1984 a 2003, en Population Research Institute Review (mayo-junio de 2003), p. 10, resumiendo datos tomados de la Harvard School of Public Health, de UNAIDS, y del Kaiser Family Foundation
(6) Cf. Dr. Rene Josef Bullecer, Telling the Truth: AIDS Rates for Thailand and the Philippines; el autor es Director Ejecutivo de Human Life International-Visayas Mindanao, Philippines, y Director de AIDS-Free Philippines
(7) Cf. http://www.hli.org/thailand%20and%20philippines%20 aids%20rates. Html
(8) Cf. Conferencia Episcopal de las Islas Filipinas, Carta Pastoral sobre el SIDA In the Compassion of Jesus, 23 de enero de 1993, y la Carta Pastoral del Cardenal Jaime Sin, Subtle Attacks against Family and Life, de 9 de julio de 2001

 

+Joven (con información del Comité Independiente Anti Sida – CIAS)

Para saber mas: http://www.sinsida.com

Volver