Inicio

El trabajo de los capuchinos por los indígenas de Ecuador recibe el premio Navarra a la Solidaridad


jueves, 19 de febrero de 2009


El Gobierno de Navarra y Caja Laboral entregaron ayer por la mañana en el Salón del Trono del Palacio de Navarra el 7º premio Internacional Navarra a la Misión capuchina de Ecuador por la labor que desempeña desde el año 1953 en favor los pueblos indígenas y por su "excelente trabajo en los ámbitos de la educación, la salud, el turismo comunitario, el rescate cultural de estos pueblos, su historia y lengua".

El galardón, dotado con 31.000 euros y una reproducción de la obra Arri ernai zaintzailea de Jorge Oteiza, fue recogido por un emocionado Jesús Esteban Sádaba, obispo del vicariato apostólico de Aguarico en "representación de todas las personas que se sienten reconocidas por su trabajo y solidaridad con los pueblos indígenas".

"Soy portador del agradecimiento de muchas personas que se siente reconocidas en este momento por su trabajo y solidaridad. Como capuchino y obispo del vicariato de Aguarico, siento la satisfacción de poder decir que se ha reconocido el esfuerzo y la capacidad que han tenido tantos hombres y mujeres navarros y de otras regiones por dedicarse generosamente, desde su realidad de creyentes, misioneros y servidores del evangelio, a transformar un mundo en la amazonia ecuatoriana", destacó el obispo de la misión durante su intervención, tras recordar a monseñor Alejando Labaka y a la hermana Inés Arango, "muertos tras ser lanceados por el grupo Tagaeri, al que se habían acercado para salvarlos del exterminio".

Monseñor Sádaba acudió a la ceremonia acompañado por Heriberto Machoa, indígena naporuna, que agradeció, en kichwa (su propio idioma) y castellano, la labor de los misioneros navarros que "hace 50 años vinieron a nuestra tierra amazónica y que nos han acompañado en nuestras luchas y nuestra fe". Recordó que entonces vivían "sometidos a los patrones y ahora somos libres, vivíamos sin salud, sin educación, y ahora tenemos escuelas y nuestro colegio bilingüe a distancia, botiquines y promotores de salud". Por último, abogó por "seguir trabajando juntos para enfrentar unidos nuestro futuro, para desarrollar alternativas económicas y de protección y cuidado de nuestra selva".

El acto, que se celebró en una abarrotado salón del trono del Palacio de Navarra, estuvo presidido por el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz. En su intervención, Sanz se refirió a la elección de la misión capuchina de Ecuador, como un "gran acierto que conjura dos caras positivas de la Solidaridad Internacional: por un lado las personas cooperantes que dedican su vida y esfuerzo a los demás, y por otra parte, los actores por derecho de su propio desarrollo, como son los pueblos indígenas".

En concreto, el presidente del Ejecutivo foral destacó la labor de servicio y apoyo a los indígenas de Ecuador que desempeñan los capuchinos y también al esfuerzo que realizan para sobrevivir las poblaciones indígenas "en un mundo regido por grandes intereses económicos que muchas veces actúan de espaldas a los valores esenciales de la humanidad".
 
Fuente: diariodenoticias.es
Volver