Inicio

Un obispo navarro, amenazado de muerte por denunciar mafias de explotación sexual en Brasil


viernes, 6 de marzo de 2009


El obispo pamplonés de Marajó (Brasil), monseñor José Luis Azcona, está amenazado de muerte por denunciar a las mafias de tráfico y explotación sexual de mujeres y niños en las que están implicados, según denunció el prelado, "políticos, empresarios y policías". Nacido en Pamplona hace casi 69 años y perteneciente a la orden de los Agustinos Recoletos, Azcona incluso acudió a una comisión de investigación en el Parlamento sobre la explotación de menores en el Estado de Pará, donde confirmó sus denuncias. "Recogen a niñas del colegio y se las llevan para explotarlas sexualmente, sobre todo en la Guayana Francesa y en España", narra.

En entrevista telefónica con Europa Press, dice llevar las amenazas "con paz" y que nunca pensó "encontrarse así". "Gracias a Dios, nada angustia ni de ansiedad", expone. Además, reconoce que ha rechazado el escolta ofrecido por el Gobierno porque, además de él, hay otros dos obispos -un austriaco y un italiano- y cerca de 200 sacerdotes amenazados, al margen de que "no se fía".

24 años en el amazonas El prelado navarro, que lleva 24 años en la misión de Marajó situada en el delta del Amazonas, reconoce tras ser amenazado -recibe cartas, llamadas y su nombre se ha publicado en la prensa- que no quiere salir del país e incluso dice que le gustaría morir allí. Acusa a la comunidad política y policía brasileñas de no tomar "las medidas necesarias". "En Marajó fue descubierto un policía que traficaba con seres humanos enviando a la Guayana Francesa 178 mujeres, muchas de ellas menores, para prostituirse", afirma. La única organización que se ha manifestado al respecto es la Conferencia Episcopal Brasileña, que mostró, en una nota, su apoyo a los que han sufrido amenazas de muerte. "Cualquier agresión a ellos atenta contra todos nosotros, sus hermanos en el ministerio episcopal, y al pueblo al que sirven con celo desmedido y coraje", afirman los obispos. "En Cristo somos uno solo con ellos y con las personas a las que defienden: los pueblos indígenas, las mujeres, los niños y adolescentes que instrumentaliza el tráfico de seres humanos, que vende la explotación sexual y matan las drogas. Apoyamos su empeño en defender del medio ambiente que devastan las ganancias con consecuencias nefastas para la vida humana".

José Luis Azcona nació en Pamplona y residió en Dicastillo. Estudió en San Sebastián e ingresó en la Orden de Agustinos Recoletos y profesó el 22 de septiembre de 1961 en Monachil (Granada) tras cursar Teología en Granada. Ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1963 en Roma, ha sido capellán de emigrantes en Alemania (1966-1970); profesor en Granada (1971-1975); prior provincial (1975-1981); maestro de novicios en Colombia (1982) y Madrid (1983); vida contemplativa en Almería (1984) y desde 1985 se encuentra en la misión de Marajó, Brasil de donde fue ordenado obispo de Marajó el 4 de mayo de 1987.
 
Fuente: diariodenoticas.es
Volver