Inicio

JUANA. Jóvenes de hoy : ¿garrapatas o el futuro de la sociedad?


jueves, 29 de octubre de 2009


Hace unos días de forma casual, leía un artículo publicado en el periódico de tirada nacional El País el cuál comenzaba: “Generación ´ni-ni´: ni estudia ni trabaja”. Por supuesto, en seguida me di cuenta que hablaba de la generación de jóvenes de hoy en día, es decir, de mi generación. Y puesto que tengo 22 años, que he obtenido una titulación de técnico superior, que trabajo desde hace dos años y que a día de hoy continúo mi formación con unos estudios universitarios, creo que mi opinión tiene muchísima validez.

Me gustaría resalta algunos datos estadísticos y reflexiones que el artículo recoge:

Según los resultados de la última encuesta de Metroscopia, el 54 % de los españoles situados entre los 18 y los 34 años dice no tener proyecto alguno por el que sentirse especialmente interesado o ilusionado”. De igual manera, Eduardo Bericat, catedrático de Sociología de la Universidad de Sevilla, afirma que “El modelo de vocación profesional que implicaba un proyecto de futuro y un destino final conocido, con sus esfuerzos y contraprestaciones, ha desaparecido”. Según Bericat, la actitud que afrontan hoy los jóvenes es la de” nada de esfuerzos exorbitantes cuando el beneficio no es seguro”, “ desarrollan una actitud nihilista porque no se les exige estar motivados, ni asumir responsabilidades y hay redes y paraguas sociales”.

Yo me pregunto: ¿los jóvenes nos planteamos el futuro? ¿ acaso no tenemos metas ni proyectos? ¿hemos perdido la ilusión? ¿ han desaparecido los jóvenes vocacionales profesionalmente?.

Me gustaría incluir un dato más; según el informe Eurydice, de la Unión Europea, “sólo el 40% de los universitarios españoles tiene un trabajo acorde a sus estudios”.

Tengo que confesar que cuando leo eso de “no se les exige estar motivados, ni asumir responsabilidades y hay redes y paraguas sociales” mi persona reacciona involuntariamente con un JA!! . ¿ Cuáles son esas redes y paraguas sociales? ¿Un mercado laboral en el que para ocupar puestos de trabajo con un salario “ mileurista” exigen una titulación cada vez superior? ¿ Continuos cambios en los planes de formación en los que tienes que adaptar tus estudios? ¿ O instituciones políticas que ofrecen ayudas que sirven más para rellenar el espacio de los panfletos electorales que para ayudar a las personas a alcanzar los proyectos de los que hablábamos antes?.

Quisiera invitar al lector a la reflexión de esta cuestión que me planteo, ¿estamos “ pagando” los jóvenes los errores de nuestros antecesores?.

Es muy fácil repetir hasta la saciedad que los jóvenes siguen en casa de sus padres porque no tienen sentido de la responsabilidad, o que existe una falta de vocación profesional entre nosotros, o que no tenemos metas, ni proyectos ni ideales de futuro.

No señores, la realidad es muy distinta. Lo que tenemos ante nosotros es la inestabilidad de un mercado laboral cada vez más exigente, unos políticos que ofrecen muy pocas posibilidades y que se caracterizan más por su incompetencia que por su “ vocación”, y un mercado inmobiliario y bancario que dificultan cada vez más la posibilidad de emancipación de los jóvenes con sus elevados precios a cambio de maximizar el beneficio.

Me gustaría terminar estas líneas con unos datos recogidos mediante un sondeo de opinión según el instituto de juventud que dicen que:

* Los tres problemas que más preocupan a los jóvenes en el plano personal son La vivienda ( 33,4%), El paro ( 26,6%) y la calidad del empleo ( 13,1%). Tenemos preocupaciones.
* La previsión del futuro es de Mejora ( 49,7%) frente a la de Empeora ( 2,9%). Somos optimistas.
* Conductas tales como romper señales de tráfico, farolas, cabinas telefónicas, etc; contratar en perores condiciones laborales a un extranjero, robar artículos o emborracharse en lugares públicos, son inadmisibles para el ( 91,2%), (87,3%), ( 76,1%) y ( 52,7%), respectivamente. Tenemos sentido de la responsabilidad.

Jóvenes : ¿ garrapatas o el futuro de la sociedad? Lo dejo a su elección.

Juana R.

Volver