Inicio

Greenpeace se sienta en el banquillo de los acusados por alarmismo climático


jueves, 19 de noviembre de 2009


Greenpeace se enfrentó el martes a un juicio en Madrid por "falsear" un fotomontaje realizado hace dos años en el que se mostraba a La Manga del Mar Menor bajo el agua por el cambio climático. El grupo ecologista multiplicó por 20 las previsiones de la ONU.

Han pasado casi dos años desde que se hizo público Photoclima, un libro elaborado por Greenpeace en el que mostraba los presuntos efectos del cambio climático sobre la geografía española dentro de unos 100 años y que contó con la colaboración de Iñaki Gabilondo, Rosa Regás y José Saramago. En el citado libro, la organización ecologista mostraba La Manga del Mar Menor, en Murcia, prácticamente hundida bajo las aguas del mar.

El martes, Greenpeace se sentó en el banquillo de los acusados tras la denuncia de un propietario de la zona al verse perjudicado por la imagen de alarmismo que ofrecía el fotomontaje. En teoría, el grupo ecologista se basó en los pronósticos de elevación del mar elaborado por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU (IPCC) para realizar el documento.

Sin embargo, a la vista de las pruebas presentadas durante el juicio, Greenpeace "falseó" lo datos del IPCC, según explica José Ángel Abad, abogado del denunciante, a Libertad Digital. El informe pericial visado por el Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia concluye que "para que fuesen ciertas las previsiones contenidas en el fotomontaje [de Greenpeace] se requeriría una subida del nivel del mar que oscilaría entre los 9,47 metros y los 10,47 metros".

Es decir, el informe, al que ha tenido acceso este periódico, demuestra que los ecologistas elevaron unos 10 metros el nivel del mar, con un margen de error de +/- 50 centímetros, para mostrar una hipotética imagen de La Manga hundida bajo el agua a finales de siglo.

Sin embargo, según recoge el propio Ministerio de Medio Ambiente, las últimas previsiones del IPCC indican que el calentamiento global provocará un "posible ascenso del nivel medio del mar" de entre "13 y 68 centímetros". De hecho, "para las costas del Este y Sur de España los datos disponibles indican una tendencia generalizada de estabilidad o ligero descenso del nivel medio del mar".

En base a la predicciones de la ONU, "se puede considerar que un ascenso de alrededor del 50 centímetros para finales de siglo es un escenario razonable", según el Ministerio. "Una hipótesis pesimista bastante menos probable, pero no descartable sería un ascenso del orden de 1 metro, correspondiente con el máximo de algunas predicciones [...] Esta situación parece bastante menos probable en la costa Sur y Este que en la Norte".

Es decir, mientras que los supuestos expertos del IPCC estiman que la costa española se podría ver afectada por un aumento del nivel del mar de unos 50 centímetros en los próximos 100 años, Greenpeace eleva la amenaza a 10 metros, esto es, 20 veces más que lo estimado por la ONU.

El denunciante acusa de "falso" y alarmista el informe de los ecologistas. Por ello, solicita una "rectificación pública" de Greenpeace admitiendo que falseó los datos, al tiempo que reclama una indemnización de 36.000 euros por daños y perjuicios.
El juicio se celebró ayer en el Juzgado de Primera Instancia número 33 de Madrid y ha quedado visto para sentencia. Greenpeace afirma que llegó a recibir una oleada de burofax de empresas y particulares amenazando con demandas por valor de 30 millones de euros tras la publicación de su informe, pero al final sólo afrontará dos juicios por cantidades mucho menores.

Fuente: http://www.libertaddigital.com/

Volver