Inicio

¡ Que ironia !. Autora: María. (28/10/2007)


sábado, 26 de abril de 2008


Sinceramente hay veces que me sorprendo de las cosas tan absurdas que puede llegar a decir la gente, y lo peor es que la persona que suelta esas perlas por su boquita se queda tan anchas y cree que le tenemos que aplaudir porque ha dicho una verdad universal.
Este pequeño enfado o indignación, la verdad no se muy bien como llamarlo, es fruto de las mil memeces que durante todo un año llevo oyendo tanto en la tele, por la calle, como de personas que conozco,... pero ya el otro día con un comentario que escuche en el autobús urbano de camino a mi casa, me llevo a decidirme para escribir un articulo.

Íbamos hablando sobre las áreas y las instituciones que habíamos elegido para hacer practicas este curso, y una persona comento que este año había un nuevo programa donde se trabajaba con prostitutas, y que era nuevo porque otros años lo había llevado la iglesia y su comentario al respecto fue “ bua tía que fuerte, es que como puede llevar la iglesia el programa de prostitutas, es que si empezamos a meter la religión en estos temas..” en ese momentos se me pasaron mil cosas por la cabeza para responderle, pero preferí callarme porque como dice un refrán español, “donde no hay mata, no hay patata”.

Respeto a este brillante comentario me pregunto yo ¿ por que la iglesia no puede tomar parte en estos temas, no es un institución como otras tantas que hay por el mundo? Hay miles de asociaciones, organizaciones, plataformas, que se hacen cargo de programas con prostitutas, toxicómanos, inmigrantes,... y nadie pone ninguna pega, y esta claro que cada asociación, organización... tiene unos estatutos internos, una ideología, y una política de intervención definida, y nadie se preocupa por saber cual es, cual es su modo de actuación y tampoco lo ponen en duda. Pero que pasa, que en cuanto la iglesia pretende llevar o hacerse cargo de un programa social, todo son peros, todo se pone en duda, continuamente se cuestiona su forma de actuar,... y ¿por que? Porque ahora a unos señores les ha dado por decir que la religión pertenece al ámbito privado de una persona, y no tiene porque formar parte de la vida social o influir en cuestiones sociales.

Como no va influir señores, si la religión, el cristianismo en este caso concreto es una forma de vida.

Pero lo que más me molesta no es que una persona pueda hacer ese comentario, sino que tenga que ver como un individuo que pertenece a una asociación, que se denominan como consumidores de drogas, va a los institutos a dar charlas sobre las drogas, pero a donde vamos a llegar, y lo peor es que asociaciones como estas están contratadas por el Gobierno de Navarra para la campaña contra las drogas, ¡que ironía!.

Pero no se preocupen, porque esto si les parece bien, ya que cada uno es libre de elegir lo que quiere, simplemente te dan la información, su punto de vista y tu eliges.
Pero claro cuando esto lo hace la iglesia, entonces estamos hablando de que imponemos unas ideas, que pretendemos que todos actúen conforme a nuestra ideología.

Ya se sabe que en esta sociedad de libertinaje, la iglesia va a ser la eterna perseguida y machacada, pero pese a quien pese, los cristianos seguiremos reindivicando nuestros valores y nuestra forma de pensar.

 

Maria.

Volver