Inicio

Madre Teresa: Noche oscura pero cerca de Dios


domingo, 27 de abril de 2008


Brian Kolodiejchuk, autor del libro sobre su "prueba de fe", asegura que no hubo “ni un segundo” en que la santa pensara que Dios no existía.

 

En una conferencia pronunciada en la Universidad CEU San Pablo, el padre Brian Kolodiejchuk ha profundizado en la intensa relación de la Madre Teresa con Jesús, un fuerte vínculo del que –ha aclarado- también fue expresión la ‘noche oscura’ como un modo de estar más cerca de Él, “de compartir su dolor con Cristo”
 
La ‘noche oscura’, esa sensación de desvalimiento y desaliento místico que experimentó la Madre Teresa, según revela el libro del padre Brian Kolodiejchuk –el postulador de su causa de canonización-, no puede entenderse en ningún modo como una crisis de fe. Así lo ha aclarado el propio autor de ‘Madre Teresa: Ven y sé mi luz’, en una conferencia pronunciada en la Universidad CEU San Pablo el 18 de septiembre.

 

 

 

El padre Kolodiejchuk calificó a la referida ‘noche oscura’, como “una prueba de fe”. Algo muy distinto a una crisis de fe, ya que, como muy gráficamente ha asegurado, no hubo “ni un segundo” en el que la Madre Teresa pensara que Dios no existía.
 
¿Qué fue entonces la ‘noche oscura’? El padre Brian Kolodiejchuk ha afirmado que en el caso de la Madre Teresa fue una experiencia más profunda aún que una prueba de fe, cabe hablar más de “una prueba de amor”.

 

 

 

La ‘noche oscura’ de la conocida como ‘Santa de los Pobres’ fue el sentimiento de desamparo de una persona que después haber vivido un estrechísimo vínculo personal con Cristo comienza a “no sentirse amada por Él”. Una sensación que, con el tiempo, la Madre Teresa entendió como la manifestación del “carisma que había recibido”.
 
Su desamparo, ha aseverado el ponente, fue “su manera de vivir la relación con Cristo, de acercarse a Él, de compartir con Él su dolor”. Así, la Madre Teresa concibió su oscuridad como una “pequeña parte de la que Cristo experimentó en la tierra”, lo que contribuyó a unirla más a Jesús en la Cruz. La oscuridad de la Madre Teresa fue la luz de Cristo que los demás veían en ella, ha subrayado el padre Kolodiejchuk.

 

 

 

 

En este sentido se entiende la apasionada oración de la Madre Teresa en la que dice aceptar que Jesús se separe de ella con tal de que ello “lleve a otros hacia Ti”. Y continuaba la beata, “tu felicidad es todo lo que quiero, quiero saciar tu sed con cada gota de sangre que puedas encontrar en mí”. Tras leer estas palabras el padre Kolodiejchuk se ha interrogado: “¿Esto no es acaso una expresión de amor?”.
 
La ‘noche oscura’ nos enseña “la posibilidad de unir nuestro sufrimiento con la Cruz de Jesús” y es por ello por lo que la revelación pública de lo que fue constituye un testimonio valiosísimo. El carisma –ha recordado el autor de ‘Madre Teresa: Ven y sé mi luz- “es más para los demás, para la Iglesia, que para ella misma. Siendo beata y, espero, santa, su legado es también para el bien de la Iglesia”. Forumlibertas/CEu

Volver