Inicio

Una nueva asignatura científica para bachilleres enoja otra vez a la Iglesia


martes, 3 de junio de 2008


Aunque lejos de la cruda disputa generada por Educación para la Ciudadanía, otra materia debutará el próximo curso con polémica. Se trata de Ciencias para el Mundo Contemporáneo, que deberán cursar los más de 300.000 alumnos de primero de bachillerato, tanto de letras como de ciencias. Los colegios católicos y sectores de padres afines la creen innecesaria porque en ella se abordan "convicciones morales sobre temas no compartidos", como el uso de células madre, la clonación, la fecundación in vitro y el evolucionismo, y puede ser un instrumento para "adoctrinar". El Ministerio de Educación lo niega y mantiene que no habrá marcha atrás ni prórroga.
El planteamiento de la asignatura, según el departamento que dirige Mercedes Cabrera, es ofrecer una formación científica que permitirá a los alumnos de letras obtener una alfabetización básica en estos temas. Los de ciencias recibirán un punto de vista sobre la ciencia diferente, abierto y creativo, más allá del simple manejo de leyes y ecuaciones.

SIN DOGMAS
La secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia, aseguró que la materia tapará una laguna en el bachillerato, donde no se aborda bien el pensamiento científico y los alumnos, como ha demostrado el informe PiSA, no tienen capacidad para contextualizar estos conocimientos y ver la importancia de los avances. "No se hace un planteamiento dogmático o moralizante. Se trata de que los alumnos puedan manejar conceptos científicos y conformar su opinión", defendió Almunia. Y apostilló: "En toda Europa existe. No tiene por qué haber problemas".
La Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE), que agrupa a 2.000 centros y 1,5 millones de alumnos, se muestra de entrada en contra porque "resta fuerza y carga lectiva". Pero su oposición es más frontal por la inclusión de contenidos "donde no hay una moral compartida", como la manipulación genética y la clonación. "No es acertado introducir en el debate estudiantil temas donde éticamente las posturas están confrontadas", advirtió su presidente Manuel de Castro.

DENUNCIA
La Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), que ha desatado una cruzada contra Ciudadanía, va más allá. "Es una materia que resta tiempo a otras fundamentales, plantea más dificultades que beneficios y aborda temas que chocan con la doctrina católica", resumió su presidente Luis Carbonel.
De Castro anunció que "si los contenidos no están bien enfocados", lo denunciarán e indicarán a los centros "los manuales más adecuados y acordes con la doctrina católica". Pero el presidente de la Concapa no descarta llamar a la objeción: "Si en los textos se hacen planteamientos contrarios a la ética, la dignidad humana y la vida, no lo dudaremos".
 
Fuente: www.elperiodico.com
Volver